La bolsa para el hospital

Cuando se va acercando el momento de parir, quienes decidimos hacerlo en un hospital, empezamos a preparar la famosa bolsa para el hospital. ¿Qué necesitamos llevar? Depende de en qué comunidad e incluso de en qué hospital vayas a dar a luz, te facilitarán unas cosas u otras.
Comparto la lista de cosas que yo decidí llevar al hospital en mi segundo parto.


Cosas para el bebé

Pañales:

En Andalucía te los facilitan en los hospitales públicos. De todas formas tendrás que comprar pañales para cuando os den el alta. Va a depender mucho del peso y el tamaño del bebé que necesite una u otra talla. Yo compré una bolsa de los más pequeños, talla 0 (menos de 3 kg.) y otra de talla 1 (de 2 a 5 kg.). Mi hijo peso casi 3 kg. y le quedaban perfectos los pequeños. Pensad que si les quedan grandes y no se ajustan bien puede haber escapes. Para recién nacidos yo usé Dodot sensitive. En el hospital nos dieron de la marca Bambino y probamos pero no le ajustaban nada bien y no nos gustaron. A la larga, lo mejor es ir probando qué marca se ajusta mejor a su cuerpo y le sienta mejor a su piel. Y, por supuesto, también podéis pasar de los pañales desechables y utilizar pañales de tela.

Gasas:

Imprescindibles. De algodón. Yo me las colocaba en la mano bajo su barbilla cuando lo incorporaba por si echaba algo de leche al expulsar los gases de comer. También te la puedes colocar en el hombro si prefieres apoyarlo sobre ti, incorporado. Si están con lactancia materna y hacen un buen agarre no tragan aire, por lo que no es obligatorio que echen el flatito. Mi hija mayor no echó leche nunca y yo no supe la suerte que tenía hasta que nació El Segundo, que echa varias veces todos los días.

Bodies:

De algodón 100%. Es la prenda que va a estar en contacto directo con su piel. Para los primeros meses, cuando aún no se sostienen bien los más cómodos para el cambio de ropa son los cruzados, que se abren enteros por delante. Nada de meter por la cabeza.

Pijamas:

También de algodón 100%. En este caso, además de la apertura delantera, a mí me gusta que se abran también por la parte interior de las dos piernas porque facilita mucho el momento del cambio de pañal.

*Nota:

En los hospitales públicos andaluces (y también en algunos privados) os dejarán bodies y/o pijamas para el bebé, pero también podéis llevar los vuestros y usarlos durante la estancia en el hospital si lo preferís.

Manoplas patucos y gorrito:

Obligatorio para los primeros días, aunque vayas a parir, como fue mi caso en Sevilla en el mes de julio. Los primeros días no regulan bien la temperatura de su cuerpo y debemos abrigarles cabeza, manos y pies.

Ropa para salir del hospital:

La ropa con la que entrará en su casa por primera vez, yo se la he guardado a los dos para el recuerdo. Igual que antes, mejor si es algodón y, por supuesto, ropa cómoda.

Toallitas:

Las toallitas húmedas son muy cómodas de usar en cualquier sitio y fáciles de transportar, pero casi todas llevan alcohol, perfumes… y productos poco respetuosos con la delicada piel del bebé. Lo mejor es lavar con agua y jabón, enjuagar y secar bien; pero, si vais a usar toallitas húmedas de manera habitual u ocasionalmente, podéis encontrar en la red numerosos artículos para saber cuáles son las más respetuosas con su piel.

Aseo del bebé:

En algunos hospitales puede que te dejen bañar a tu bebé por primera vez si quieres hacerlo. En cualquier caso puedes llevar ya sus productos para que empiece a usarlos desde el primer momento. Yo solo uso crema para el cambio de pañal cuando les noto la piel roja o irritada; y un poco de jabón para bañarlos. La loción hidratante solo si les noto la piel seca. Es cuestión de ir probando, como con los pañales, que productos le sientan mejor a su piel; pero como con alguno hay que empezar a mí me gustan mucho los de la marca Welleda.

Esponja natural y toalla:

Totalmente opcional. En el hospital os las facilitarán, pero también podéis llevarlas si queréis.

Toquilla o arrullo:

Según la época del año en que nazca el bebé. Si nace en verano y en el sur, como fue el caso de mi segundo hijo, bastará con una sábana o una muselina.


Cosas para la mamá

Carpeta con todos los documentos del embarazo:

Importante.

Camisón:

Al igual que en el caso del bebé, en los hospitales suelen facilitártelo, pero los camisones suelen cerrarse a la espalda, por lo que no se pueden abrir por delante. Yo, a mis dos partos, me llevé un camisón de algodón, sencillo que se abría por delante para poder recibir a mi bebé directamente sobre mi pecho y estar piel con piel las primeras horas. Para los días posteriores es importante tener en cuenta también que todas las prendas se abran para poder dar el pecho.

Zapatillas cómodas:

Esto no suelen darlo en los hospitales. Mejor que os queden un poco grandes. Es frecuente que los pies se hinchen tras el parto.

Bata o prenda de abrigo similar:

Sobre todo si vas a dar a luz en invierno.

Sujetador de lactancia:

Sin aros. Lo más cómodo posible y que os quede amplio. El pecho aumentará de volumen con la subida de la leche.

Discos de lactancia:

Hay mujeres que amamantan a sus hijos durante años y no ven escaparse ni una gota de leche de sus cuerpos. Otras, como es mi caso, perdemos leche en cantidades industriales de un pecho mientras nuestro hijo succiona del otro. Es algo común con la subida de la leche y se puede prolongar en el tiempo (hasta los seis meses, aproximadamente, en mi caso). Yo he usado discos de tela cuando la pérdida de leche empezaba a regularse, pero al principio, que era mucha cantidad y debía cambiarme continuamente, usaba discos de lactancia desechables. Una vez más, lo mejor es probar vosotras mismas cuáles os dan mejor resultado. A mí me gustan los de la marca Chicco.

Compresas de algodón para el post-parto:

Te las darán en el hospital pero tendrás que tener en casa para cuando te den el alta. En mi opinión, las mejores son las maternity de algodón (también las hay de celulosa). Son, básicamente un rectángulo grande de algodón envuelto en gasa. Hay que cambiarse frecuentemente pero es lo mejor y lo más natural.

Bragas de algodón:

Puedes seguir usando las del embarazo, lo importante es que sean de algodón 100% y que no te aprieten.

Bolsa de aseo:

Importante añadir quitaesmaltes si sueles llevar pintadas las uñas, sobre todo, las de los pies. Puede que necesiten ver el color de tus uñas para comprobar que estás oxigenando bien.

Ropa para salir del hospital:

Lo más probable es que puedas seguir usando tu ropa de embarazada. La barriga no desaparece en dos días.

Cámara de fotos:

Si no soléis usar cámara, la del móvil puede servir. Para que tu acompañante capte las primeras imágenes de tu bebé. Fundamental acordarse de desactivar el flash.

Dinero suelto: 

A los bebés les encanta nacer de madrugada y puedes encontrarte con que a las 4 de la mañana llegas a la habitación y necesitas recurrir a las máquinas expendedoras para conseguir una botella de agua. Como es imposible saber en qué momento te pondrás de parto, no está de más ser previsora y preparar un monedero con algunas monedas sueltas de antemano.


Para la dilatación y el expulsivo 

Gomillas o pinzas para recogerte el pelo:

Si tienes el pelo largo y lo llevas suelto puede que quieras recogértelo en un momento dado por comodidad.

Abanico:

Aunque vayas a dar a luz en invierno puede que en determinados momentos te apetezca que tu acompañante te abanique para refrescarte un poco.

Aceite de masaje:

Para que tu acompañante pueda masajearte la zona lumbar durante la dilatación.

Pelota de parto:

Para relajarte y aliviar el dolor de las contracciones durante la fase de la dilatación. Si llevas tu pelota no olvides el inflador.


Para la hermana mayor

Regalo:

Cuando nació nuestro segundo hijo nos pareció una bonita forma de presentación entre ellos. La mayor eligió un regalo para el bebé antes de que naciera y se lo llevó al hospital cuando fue a conocerlo. Nosotros compramos un regalo para ella en nombre de su hermano y lo llevamos al hospital para dárselo en ese mágico primer encuentro.

Fotos:

También nos pareció buena idea llevar fotos de la mayor cuando nació para recordar ese momento con ella, aprovechando el nacimiento de su hermano.


Para guardar a última hora

La cartera y el móvil con su cargador.


¡Eso es todo! Reconozco que el pequeño se adelantó y me pilló con la bolsa sin terminar de preparar pero al tener esta lista escrita y la mayoría de las cosas ya preparadas, fue coser y cantar. En diez minutos tenía mi bolsa lista para irme al hospital.
¿Y vosotras? ¿Qué otras cosas llevasteis a vuestro parto?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s